Montia. Oliendo el otoño.

Hace unos días decidí acercarme junto unos buenos amigos de andanzas gastronómicas a San Lorenzo del Escorial para comer en Montia, restaurante del que me habían hablado bien pero que todavía no lo había visitado.

Daniel Ochoa y Luis Moreno dirigen desde sus comienzos en el año 2012 este espacio con una decoración entre cálida y moderna inspirada en los elementos de su entorno serrano.

El equipo es joven,amable, dinámico y profesional.

montia salase.jpeg

En los fogones la idea principal es llevar al plato ingredientes del entorno que rodea la sierra de Guadarrama en buena parte, aunque hay también componentes mas lejanos.

Es una cocina podríamos decir de base clásica a sabores familiares, callos, guiso de alubias, foie, setas, pero con ciertos apuntes de modernidad.

Aquí no hay carta ni de comida ni de vinos. Las propuestas se fundamentan en tres menus diferentes en la cuantía de platos y coste. Tanto la comida como los vinos cambian frecuentemente según temporada y accesibilidad.

Como teníamos ganas de callos, nos decidimos por el menu XL donde entraban en la secuencia.

El capitulo de vinos en de gran personalidad y riesgo ya que han optado por vinos en gran parte naturales o de agricultura biodinámica que con el desconocimiento general que hay del publico sobre estos vinos, me parece una apuesta difícil aunque emocionante.

A continuación paso a detallar buena parte de los platos degustados.

 

montia patata chup ensaladilla y alga.jpg

Chupito de ensaladilla rusa de gamba, patata con pisto de cresta de gallo y tosta de chipiron, butifarra y ajo asado sobre hoja crujiente.

A destacar el profundo sabor de la patata potenciada por la untuosidad de las crestas de gallo.

 

montia aperitivo changurro.jpg

Aperitivo de changurro y maíz sobre lechuga. Al principio en boca parecía algo dulce pero a medida que lo comías salia perfectamente el sabor del centollo adquiriendo protagonismo.

 

montia foie sardina.jpg

Foie en escabeche de vino tinto y sardina. Foie de buena calidad que protagonizaba el plato. Comiendo cada ingrediente a parte estaban buenos pero junto no existía mucha armonía.

 

montia aper.jpg

Aperitivo de salpicón de ostra con la concha comestible y huevas de mujol. Buen sabor refrescante

 

montia alubia saldaña y embutido oreja .jpg

Guiso de alubia de Saldaña con embutido casero a base de oreja y niscalos. Un profundo guiso de gran calidad.

 

montia pato y gachas .jpg

Pato a la brasa con fondo de gachas y uvas maceradas en oporto. Gran punto de cocinado del pato con mucho sabor a la brasa con buen acompañamiento de las gachas mas aligeradas en textura de lo que acostumbramos a comer.

 

montia huevo seta

Aperitivo cerveza negra, cochinillo, trompeta negra y chenopodium. Otoñal bocado de buena intensidad.

 

montia lengua jabalí .jpg

Guiso de lengua de jabalí en civet, alcachofa, chirivía y boletus. Otro otoñal plato con buen equilibrio de sabor.

 

montia-callos.jpg

Guiso de callos. Puedo dar fé que están a la altura de las criticas. Fondo más untuoso de lo normal y con el picante a su buena medida aunque para quien no sea muy amigo del picante le sabrá demasiado. Muy ricos. Para repetir varias veces.

Para terminar el capitulo salado, nos sirvieron una buena selección de quesos con compotas artesanas de diferentes zonas de la sierra de Madrid.

 

montia queso

Fresco de Torremocha del Jarama, Oveja de Embrujo de la Sierra, Oveja de Guadalix de la sierra Peñarubia, Cabra de Fresnedillas de la Oliva La Cabezuela y Oveja macerado en cerveza, Oveja ultramadurado de Miraflores de la sierra.

 

El capitulo de postres hubo uno sencillo aunque resultón como el melocotón de viña y otro llamado Otoño arriesgado en sabores pero muy convincente y profundo.

montia postr.jpg

 

montia postre .jpg

 

Aunque sabíamos que el menú va ya maridado, teníamos la idea de pedir carta para abrir botellas que nos gustan, finalmente al carecer de carta de vinos, nos vimos casi obligados a hacer el maridaje.

En mi opinión es un acierto, ya que la versatilidad que te da el sumiller te hace sentirte cómodo. De echo algunos vinos los sustituimos sobre la marcha hablando con el viendo nuestras preferencias o sencillamente porque no eran de nuestro gusto. Muy valorable la actitud del restaurante sobre este aspecto.

Destacar la implicación por parte del sumiller donde la selección de vinos y bebidas refleja la pasión de este.

La foto refleja la selección de botellas y otras bebidas del menú degustación.

 

montia total botel.jpg

 

En conclusión, un buen sitio enclavado en un lugar bonito y celebre como El Escorial, con una propuesta basada en la buena elaboración del producto de la zona, con una buena aunque arriesgada selección de vinos naturales y biodinámicos.

Merece la pena pasar una bella jornada en este entorno y rematar bien en Montia.

Les deseo la mejor de las trayectorias.

LA TASQUERÍA. UNA VISIÓN NECESARIA Y CERCANA DE LA CASQUERÍA.

Me considero una persona que gozo con la casquería. Buena parte se lo debo a mis padres, que como buenos madrileños de pro, han sido siempre consumidores de estos humildes pero ricos manjares.

¿Que es lo primero que pasa por la cabeza de la gente cuando hablamos de casquería?, asco, grasa saturada, desconocimiento.

Cierto es que, por sus sabores algunas veces intensos o metálicos, también por su textura y aspecto, hace difícil que conquiste a muchos paladares.

Conozco algunos conocidos que les gustaría conocer y probar casquería, pero hay veces que no encuentra sitios apropiados donde la preparan, exceptuando a las conocidas carrilleras, los celebres callos o las jugosas mollejas por poner un ejemplo.

Para todos ellos y también para los demás porqué no, tenia la necesidad de hablarles del restaurante La Tasquería.

La comida que oficia aquí Javier Estevez y su equipo ademas de ser muy rica, es sobre todo efectiva a la hora de llevar la casquería al plato de una manera accesible a esos paladares poco habituados.

Javier Estevez con sus 33 años puede presumir de una dilatada experiencia y buen hacer en los fogones.

 

Tasqueria Javi

Su paso por diferentes restaurantes de renombre como Pepe Viera (Sanxenxo), La Calma (Salamanca), El Bohio, Tragabuches, Villena, Mesón Doña Filo al igual que la participación en diferentes certámenes y concursos de renombre como el famoso Top Chez (TV) en el año 2013 le han servido poco a poco forjarse gran personalidad en la cocina.

En el año 2015 inicia el proyecto de La Tasquería, donde se intuye que el compromiso de Javier con un alimento tan popular en Madrid como la casquería, es firme.

Esta propuesta no paso de largo ante los críticos culinarios lo cual desemboca a la obtención del premio Cocinero Revelación en 2016 por parte del congreso internacional de gastronomía Madrid Fusión.

De la misma forma, recibe el reconocimiento de Restaurante Revelación en los XIII Premios Gastronómicos de la revista Metrópoli y en los premios gastronómicos Salsa de Chiles del diario ABC como mejor restaurante de cocina tradicional.

Después de pasear por su biografía culinaria, paso a comentar lo que fue la visita del otro día.

Nos acomodamos en su no muy grande pero funcional salón de combinación de mesas altas y bajas.

Su carta se separa en buena parte en Ternera, Cerdo y Cordero más guisos variados.

Abrimos boca con unas ricas manitas de cerdo con alcachofa y cigala.

Se presenta la manita laminada sobre una salsa de callos soberbia, alcachofa en laminas crujientes y coronando una cigala de buena calidad. Combinación que funciona perfectamente.

 

tasque rabo

 

Continuamos con mollejas, setas y huevo. plato bien equilibrado con esa untuosidad e integración que da el huevo.

 

tasque mollejas

La continuación fue con rabo, curry y anacardos. Condimentado plato con una rica salsa que no enmascara el sabor del rabo de ternera. El toque picante realza los sabores.

 

tasqueria rabo

El cuarto plato fue un poderoso arroz con callos de bacalao. Gran plato con mucho sabor y fondo. Para recordar.

tasqueria arroz

 

El postre consistió en un refrescante y agradecido bizcocho de zanahoria, coco y helado de lima-limón que cumplió el objetivo de dejarnos la boca fresca.

 

tasque postre

 

En el capitulo liquido, si bien hay una carta suficiente, echo de menos mas referencias en espumosos, generosos y blancos que tan bien van con estos platos condimentados y untuosos.

Nos decidimos por una refrescante y poderosa Manzanilla Maruja que no tuvo problemas en enfrentarse a todos los platos servidos.

 

tasque manzanilla

 

Un sitio sin duda para repetir y probar las especialidades de casquería que tan bien ejecuta Javier Estevez y su equipo. Una manera elegante de acercarse a este alimento tan visceral.

NOCHES HEDONISTAS EN ANGELITA MADRID.

Me considero una persona normal que busca la sencillez a través de cosas poco complejas como buena compañía, una buena botella y un plato de comida gustoso.

Todo esto aunque parezca sencillo, no siempre se cumple, sobre todo por el segundo punto.

Cierto es que en los últimos años se esta viendo en varios locales mas atención a que la bebida no solo debe acompañar una buena comida, sino que la debe ensalzar.

De este grupo de élite en lo que respecta al trato a la bebida, especialmente al vino y los destilados se encuentra Angelita.

Angelita sala.jpg

Un remanso para los que gustamos de abrir buenas botellas sin tener que preocuparte demasiado ya que los hermanos Villalón dirigen con maestría y veteranía pese a su edad, un amplísimo repertorio de vinos y destilados de todo el mundo.

Un sitio diría que único en Madrid donde en el mismo local se unen dos espacios unidos pero no revueltos. En la planta de arriba esta el restaurante y barra donde disfrutar de una buena comida con un repertorio extenso de vinos comandado con pasión por David Villalón y su equipo. Mientras que en la zona de abajo, el bar americano es un coqueto espacio donde encontrar y tomarse unos buenos tragos y cocktails de los mejores destilados de todos los rincones del mundo preparados con maestría por Mario Villalon y su equipo

No hace falta ser un erudito en la materia, tan solo dar algunas claves de tus gustos para que ellos acierten de pleno.

Si a todo esto se une una comida fundamentada en la buena materia prima y el dinamismo en la carta, destacando su huerta situada en el pequeño pueblo zamorano de Litos, de donde son los orígenes de la familia Villalon, todo fluye con sencillez.

No hay que olvidar que David y Mario han respirado hostelería desde muy pequeños, cuando sus padres servían productos zamoranos en su primer restaurante situado en el céntrico barrio de Malasaña. Luego después el camino marcado en este mundo hostelero, continuo con paso muy firme en el segundo restaurante de la familia, El Padre en la calle Serrano.

Han sido varias veces, menos que las deseadas, las visitas a este templo hedonista. Sin lugar a dudas he visto una clara progresión en su propuesta culinaria.

Mi visita hace unos días resume bien lo que intento explicar arriba.

Mientras esperamos a los amigos rezagados ya acoplados en la mesa, nuestro cuerpo se regala unas copas de uno de los mejores productores de Borgoña, Bonneau de Martray. Este 2007, se presento pleno, definido, con carácter y una elegancia de encaje. Un vino de clase mundial.

Sin duda la noche empezaba de la mejor de las maneras.

 

angelita corton.jpg

 

Ya con todos los componentes en la mesa, los platos y botellas fueron fluyendo bien consensuados por nosotros en plena sinergia con David.

La parte solida se abrió con un buen aperitivo de ostras bien conjuntado con un vino de la bodega Vodopivec. Zona del Friuli-Venezia Giulia de la interesante variedad Vitovska. Maceración con las pieles en ánforas para dar al vino ese carácter tan especial de la zona del Friuli. Gran acidez y esa materia compleja que dan la maceración en pieles en boca.

 

Angelita ostras.jpg

 

angelita Vitovs.jpg

La comanda continua con sus ya míticos tomates de su huerta. Pura carne de esa gran variedad llamada Corazón de Buey. Sin duda hay que aprovechar, ya que estamos fuera de temporada y en unos días ya no estarán en la propuesta.

La foto es de otra ocasión ya que por problemas de buena conversación se me fue el santo al cielo.

angelita tomates - copia.jpg

 

Continuamos con otro gran plato de su huerta que esta en plena temporada, los pimientos rojos, presentados en volcán. Buena carne con un sabor tremendo.

Con los pimientos nos fuimos a Portugal, exactamente a Bairrada donde nos esperaba un vertical y fino Nossa Calcario de la variedad Bical. Un fresco y vivo vino blanco de una de las figuras mas destacadas de la zona, Filipa Pato.

 

Angelita pimientos .jpg

 

Angelita Bical.jpg

 

Después nos vino una rica y fresca ventresca de corvina. Buen producto sin duda.

 

Angelita ventre corvina .jpg

Con este plato abrimos una botella del sur de Borgoña, precisamente Macon de uno de los productores punteros de la región, Comte Lafon. Profundo, complejo en nariz, finamente ahumado, vivo y con gran complejidad. Indicar y para mi es muy importante, que en Angelita podemos encontrar añadas mas maduras, cosa totalmente de agradecer.

 

Angelita macon.jpg

 

Continuamos con lo que para mi fue el plato mas destacable, aunque cierto en que no soy muy imparcial ya que soy muy orejero. Tacos de oreja, totalmente en su punto con ese toque de tostado y centro untuoso. Para comer a decenas.

 

Angelita oreja.jpg

 

Después de esta rica oreja nos vino otro rico y sustancioso plato de cordero finamente cocinado que por estar más atento a la conversación, no realice la foto.

 

Ya con este plato y el siguiente abrimos un joven blanco de Montlouis, de la región Touraine, Loira, de la variedad reina en la zona, la Chenin Blanc de uno de los productores que son indispensables para conocer el carácter de la zona, Francois Chidaine. Buena oportunidad para tentar una de las mejores añadas de los últimos años de la región, la 2015. Pleno, con volumen y fresca acidez que llevaba en volandas a la untuosidad del cordero al igual que al ultimo plato que cerro la cena, el gran plato de quesos seleccionados del carro. Porque aquí y eso tampoco abunda mucho en la ciudad, se cuida lo que es para mi unos de los mas completos, complejos y ricos alimentos a la manera francesa, es decir, con el carro de quesos que no es otra cosa que un mostrador con ruedas para poder llevarlo a pie de mesa aunque aquí no hacen lo del transporte mas que nada por ubicación de mesas. No hace falta, a escasos metros se puede ver la preparación.

Selección de quesos de cabra, oveja y vaca. Viaje que fue del Loira por el Ródano, Jura, subiendo a los prados ingleses y terminando por el carácter de nuestro gran Cabrales.

 

Angelita quesos.jpg

 

Angelita carro.jpg

 

Después de tan amplio deleite de los sentidos había que terminar con un buen digestivo y que mejor manera que ir al bar de abajo para seguir el homenaje.

Como he comentado, este espacio es para no mirar la hora, ponerte cómodo en sus sillones y dejarte llevar por su profesional equipo.

 

Angelita bare.jpg

 

Angelita bar

 

Alguna de las cosas pedidas las ilustro aquí.

 

Angelita destilad.jpg

 

Angelita Calvados.jpg

 

Y después de reposar la cena y despedirnos del equipo que tan bien nos lo hizo pasar, a casa ya pensando en la próxima visita. Muchas gracias.

 

 

 

 

 

 

VERTICAL DE VIÑAS DE GAIN AÑOS 90. RESTAURANTE PALIO.

El pasado sábado tuve el placer de asistir juntos con buenos amigos del mundo del vino a una interesante vertical de uno de las referencias que han hecho a la bodega Artadi, destacarse en el pelotón de las mas importantes en el panorama vinícola español.

Viñas de Gain lleva en la bodega casi desde el inicio, ya que su primera añada aunque de manera algo experimental, fue en 1987, cuando  Juan Carlos López de la Calle, iniciador de la bodega y Benjamín Romeo, enólogo de esta, iniciaban este proyecto de vinos con crianza en barricas.

La fundación de la bodega fue en 1985 cuando un grupo de viticultores del pueblo de Laguardia, deciden crearla basándose en un respeto tradicional a las practicas agrícolas respetuosas de sus ancestros.

Después de varios años despuntando por la calidad de sus vinos jóvenes, Viñas de Gain supuso el paso de la bodega a la elaboración de los vinos de crianza.

Gain quiere decir altura en euskera. De esos parajes, los mas altos de la bodega, como San Martín, Las Ventas, Paulejas, San Julián, Santa Águeda, Castejones, Majadales, Ribaltayo Viejo entre otros, provienen los frutos para elaborar el vino.

artadi

Foto. Panorámica de los viñedos en las afueras de Laguardia con la Sierra de Cantabria al fondo.

La cata fue un paso por la década de los 90. Se abrieron las añadas 94, 95, 98 y 99 esta ultima por desgracia salio defectuosa y no la puedo evaluar. La otra mesa tuvo la fortuna de saborear esta añada 99, con una botella que si salio en buen estado.

general gain.jpg

 

Viñas de Gain 1994. Para mi fue el mejor de todos. Asomaba un bonito color bastante vivo todavía con una nariz elegante y compleja. En boca tenia nervio, amplitud y muchos detalles que hacen presagiar que dará placer todavía unos cuantos años mas.

gain 94.jpg

Viñas de Gain 1995. Notable vino también. Menos encantador y algo mas cálido que el 94, pero de una gran calidad.

gain 95 mesa .jpg

Viñas de Gain 1998. El color del vino bien vivo todavía hacían prever lo que nos encontraríamos. Nariz conjuntada y bastante frutal. Boca opulenta con una fruta todavía bien presente soportada por una medida crianza. Con vida por delante.

gain 98.jpg

 

Tengo que destacar la capacidad de envejecimiento de esta referencia, vinos con mas de 20 años en sus espaldas pero todavía con vida por delante gracias en parte de esa buena acidez que atesoran.

El otro matiz que destacaría, es su acertada crianza, siempre complementando el conjunto sin eclipsar esa maravillosa fruta de esas viñas de altura.

 

La cata fue realizada y organizada en el restaurante Palio en la localidad toledana de Ocaña, donde los hermanos Gómez-Monedero hacen un Tandem perfecto. Una pareja joven, pero con las ideas muy claras y con bastante bagaje ya en esto de la restauración siempre respaldada por un profesional equipo tanto en cocina como en sala.

palio

Jesús obra una cocina sincera, basándose en la calidad de las materias primas. Destacaría la pasión del oficio que le viene de familia, el pan. Por favor prueben el pan, ese alimento tan básico pero tan maltratado en muchas ocasiones y que aquí lo elevan a la quinta esencia.

En sala, su hermano Isaac, sumiller y gran profesional, es una persona afable que te hace sentirte como en casa. Gracias a su cercanía, el mundo del vino se hace más disfrutable para todos.

palio salon.jpg

Destacar también el dinamismo del restaurante, donde todos los meses realizan actividades de catas de vinos, cervezas, quesos y demás productos de calidad.

Os dejo fotos de algunos de los platos del menú que acompaño la cata.

lasaña verd cabra.jpg

Foto. Lasaña de verduras y queso de cabra.

palio solomillo .jpg

Foto. Solomillo de cerdo con mayonesa de mostaza a la antigua.

 

Una jornada notable donde el protagonista fue el vino sin quitar valor al buen hacer que ofician los hermanos Gómez-Monedero desde este acogedor rincón de la Mancha.

 

 

CASA COFIÑO. DELEITE CÁNTABRO.

A mediados de el mes pasado estuve pasando unos días en la amable Cantabria. Hacía ya varios años que no la visitaba y francamente, cuando uno vuelve no entiende el porqué de esa demora en rendir visita a este paraíso del norte.

Estando tomando unos vinos con unos amigos de la zona, les dije, “quiero ir a comer a Cofiño cocido montañés” los cuales se apresuraron a decirme que ya estaba tardando en reservar ya que las ordas de comensales que van allí especialmente en verano hacen difícil la reserva.

Con lo cual raudo como el rayo me puse en contacto con ellos y si, pude realizar la reserva.

El día se despertó bonito, muy norteño diría yo, con una llovizna fina y una temperatura que apetecía ir a plato de cuchara. Ideal.

Por el exterior, el restaurante podría pasar desapercibido con cualquier casa del pueblo. Piedra, madera…muy propio.

 

cofiño entrada.jpg

 

Ya en el interior, solo viendo la zona de barra con la buena exposición de viandas de todo tipo que se exhiben, sabes que de allí vas a salir bien comido y bebido.

cof queso .jpg

 

cofiñ quesos .jpg

Fotos. Selección de quesos entre otros productos en la zona de barra y tienda.

 

Pues después de esta gloriosa exposición de viandas y ya con mas hambre que vergüenza nos aposentamos en un agradable salón de piedra vista.

Nos dan las cartas de viandas y la enciclopédica de vinos. Digo eso por la magnitud de esta que si os fijáis en la foto, se nota el grosor. Un buen periplo por los países y regiones mas importantes en el mundo del vino. Da gusto ir a comer a sitios donde se toman en serio el tema liquido.

También la selección de destilados es de órdago, la cual destaco sus mas de 15 tequilas y mezcales, cosa no tan normal y que francamente a mi me chiflan.

 

cofi carts.jpg

Foto. Ojeando con atención la carta de vinos y mi hija increpándome por la tardanza ja,ja…

 

Bueno, con la comida lo teníamos claro. Queríamos comer cocido montañes, podría decir que esta casa es famosa por eso, además de por la calidad de sus carnes sin desdeñar los frescos pescados.

Detallo con fotos lo que fue la comanda.

cofiñ coci.jpg

 

cof cocido .jpg

Fotos. El cocido montañés de gran calidad. Puchero hecho con buena mano, untuoso, fino y sobre todo muy reconfortante.

Después del cocido que ya apunto que es de cantidad suficiente para ser plato único, queríamos pedir otro de los platos estrella de la casa que son los albondigones. Estos destacan por su tamaño y la calidad de la carne. Muy ricos.

 

albóndigas cof.jpg

Foto. Albóndigas del tamaño de una pelota de tenis.

 

Terminamos con una muy buena selección de quesos como no podría ser de otra manera después de la calidad de estos vistos en la zona de barra y servidores que somos fervientes seguidores del deleite queseril. Lo esperado, muy buenos, sobre todo uno de oveja de la zona de Liébana, el cual luego pude comprar una pieza en la barra.

 

cofi queso .jpg

Foto. Selección de quesos. Todos ellos están luego a la venta, gran detalle.

 

En el capitulo liquido, nos apetecía algo de buena acidez y fresco que pudiera limpiar bien cada cucharada del cocido, así que hay pocos vinos que casen mejor con esos platos que un Champagne. En este caso fue Claude Cazals, un fino espumoso de Le Mesnil que complemento muy bien.

Como he comentado aquí dan mucha importancia al vino y el trato a este tanto en servicio como la conservación es muy importante.

Hay muchos que ven raro acompañar este tipo de vinos con esos platos, solo ven tinto mas por ser lo que siempre han visto que otra cosa. No quiero meterme en polémicas de armonías, ya que cada uno tiene su gusto. A mi también me gustan los tintos de carácter Atlántico como los canarios o gallegos para este tipo de platos con ese carácter fresco, pero os animo a que lo probéis la próxima vez con un buen espumoso.

 

cof.jpg

 

cofi champagne .jpg

Fotos. El Champagne que acompaño al gran cocido.

 

En conclusión, un sitio donde merece la pena ir sin lugar a dudas ya no solo por el cocido montañés que es de altos vuelos sino también por la calidad de los demás productos y la gran carta de vinos de atesoran.

 

cofi

Foto. General de lo comido a grandes rasgos.

 

 

 

Llegando al alma con Gonzalez Byass

El pasado sábado quedamos un grupo de amigos para rendir homenaje a una de las bodegas mas afamadas del país, Gonzalez Byass.

Hablar de esta bodega que es historia viva de España y no encogersele a uno el corazón tan solo pensando en los grandes vinos que hacen desde su creación ya a principios del siglo XIX es imposible.

¿Que sería la historia vinícola de nuestro país sin ellos? evidentemente no lo sabemos, pero yo creo que faltaría una parte importante de su alma.

La reunión tuvo lugar en el restaurante La Malaje  donde Manuel Urbano, cocinero cordobés que ha trabajado durante años en Sacha, interpreta una cocina andaluza llena de sentimiento y raíces. Nos prepararon un menú muy apropiado a la cantidad y versatilidad de los vinos bebidos.

Y a continuación relato lo que fue esta impresionante jornada.

Tío Pepe. Años 70

Salio con una finura y elegancia muy grande, salinos, algunas notas de almendra. Empezaba bien la cosa con esta botella.

60 finura completo

Fino Gaditano. Años 70

Seré franco, es la primera ve que bebía este fino que según parece se beneficia de menos solera y criadera que los finos habituales. También llamado medio tapón ya que se embotellaba con un corcho mas corto. No tenía pinta de que la botella estuviera en su mejor versión, andaba muy tímido y tumultuoso en nariz con una boca algo basta y deslavazada. Como digo, no creo que fuera el vino en si, sino esta botella en particular.

Habrá que darle mas oportunidades.

gaditano

Fino Suave Macharnudo Gonzalez. Años 60

Fino contradictorio si hacemos caso a la etiqueta. Por un lado es del pago Macharnudo que se suele interpretar por tener mas potencia en boca, pero por el otro nos dice Fino suave.

La conclusión es una botella interesante, compleja en nariz con una boca que podríamos decir aúna elegancia, viveza e intensidad.

macharnudo González

Viña AB Fino Amontillado. Años 60

Llego este otro vino de los mas sobresalientes de la jornada. Elegante, fino, salitre, frutos secos, vivo, muy grande.

viña ab

Fino Tres Palmas

Por aquello de comparar, abrimos también una de las botellas de las elaboraciones actuales que más están despuntando.

Un fino que lleva tres años embotellado, no mucho para este tipo de vinos, con 10 años de crianza biologica, salino, maderas, caramelo, muy vivo en boca, alguna nota de fruto seco y cremosos. Una buena botella digna de guardarla unos años.

tres palmas.jpg

Tío Pepe. Años 60.

Otra muy buena botella de este fino. Bastante salino en nariz y con una boca quizás menos elegante que el primero pero bastante completa y viva.

60 salino punzante petreo inmenso en boca

Amontillado Rosa. Años 70.

Un amontillado amable, abocado, bastantes notas a pegamentos que se fueron atenuando, yodados, correcto de acidez, quizás algo pesado para beberlo solo.

pegamentos amable

Oloroso González. Años 50.

Un potente oloroso que empezó con notas de acetatos (pegamento imedio), que poco a poco se fue abriendo hacia una gama sobresaliente de salinos, fruto seco y con bastante estructura en boca. Un buen oloroso con mucho fuste todavía.

Tonel 1809 Oloroso Viejísimo. 

Estaba marchando muy bien la jornada pero con esta botella llego el éxtasis. Un oloroso  prefundacional. Parece ser que unos años antes de fundar la bodega, estaba este tonel en la bodega Apóstoles. Embotellado en los años 40.

De esas joyas que te llegan solo una vez en la vida, pura emoción, gloriosa nariz, compleja, nítida, armoniosa y una boca eterna la cual nadie diría que tiene mas de dos siglos en sus espaldas.

Particularmente fue la mejor botella de la jornada, incluso podría decir que por varias circunstancias, es el mejor generoso del marco bebido. Incomparable y glorioso. Llamando a las puertas del cielo.

brutal en boca sumergirse en una potencia total

Jerez Supremo Antiquísmo

Después de estar levitando con la anterior botella nos vino esta particularidad, otra botella llena de vejez bien llevada, un vino que nos hizo deleitarnos otra vez mas a la enésima potencia, notas salinas, nariz intensa y en boca el comportamiento es de un vino lleno de vigor con una persistencia grandísima.

supremo

Nectar Cream. Años 70.

El Cream es un vino de mezcla, obtenido a partir de vinos secos de crianza oxidativa, endulzados generalmente con vino Pedro Ximénez. Lo más habitual es que se utilice una base de oloroso, lo que le da un carácter intenso y mucho cuerpo.

Este particularmente resulto amplio, equilibrado,complejo, elegante, con una boca intensa, con nervio pero amable. Un gran fin de fiesta con este amable y gozoso Cream.

cream.jpg

Sin lugar a dudas ya puedo enmarcar esta jornada consagrada a una historia viva del país como es Gonzalez Byass, como una de mis mejores en todo mi bagaje en estos saraos y eso que ya un servidor lleva unas cuantas a sus espaldas.

gonzalez byass.jpg

A continuación adjunto algunas fotos del rico menú preparado para la ocasión.

carpaccio gamba blanca

Carpaccio de gamba blanca.

ensalada de habas

Ensalada de habas.

salpicon

Salpicón.

menestra frita

Menestra frita.

bigaros

Bígaros.

empanadilla

Empanadilla.

foie

Foie

corbina

Corbina.

morcillo

Morcillo.

sopa de fresas

Sopa de fresas.

Una jornada realmente difícil de olvidar.

Gracias a todos los artífices de esta excelsa fiesta.

Reunión de amigos en torno a unas buenas botellas.

La pasada semana, aprovechando la visita de una amistad a Madrid, quedamos un grupo de amigos los cuales los azares y sobre todo la afición de todos al vino, nos ha hecho conocernos mejor. De esta manera organizamos reuniones en torno unas botellas y una buena mesa.

En muchas ocasiones, damos rienda suelta a nuestras emociones y los vinos los aportamos cada uno de nosotros. Botellas especiales, que si no fuera de esta manera, no seria posible beberlas. Mas abajo os daréis cuenta el porqué.

Esta vez el lugar de reunión fue el restaurante La Piperna, sitio bien interesante donde elaboran platos italianos adentrándose en las raíces gastronómicas del país saliendose del mas de lo mismo que por desgracia afecta mucho a la restauración del país transalpino.

No quiero extenderme mucho en los detalles de los platos, tan solo decir que estos están muy buenos y se nota que hay interés en presentar la gastronomía italiana de una forma veraz a base de buena materia prima con buena ejecución.

Adjuntare algunas fotos. Siento no haber realizado a todos los platos que consumimos.

parmegia

Parmigiana. Miscelánea de berenjenas , salsa de tomate y queso provola ahumado, dispuesto en capas y horneado en barro.

 

rissoto.jpg

Risotto de seta y codorniz.

 

cordero napolitana .jpg

Guiso de cordero estilo Nápoles.

 

Pasando al capitulo liquido, entre todos aportamos una selección interesante de botellas. Iré enumerando por orden de aparición en la mesa, sin entrar en muchos detalles para no resultar denso.

  • Domaine la Moussière 1982 AOC Sancerre. Sauvignon blanc. Resulto un blanco con mucha finura y viveza, no muy amplio pero muy agradable y equilibrado.
  • Champagne Drappier “Grande Sendrée” 2008 Brut. Maduro, con peso pero bien equilibrado y elegante.
  • Springfield Estate Méthode Ancienne Chardonnay 2012. South Africa. Blanco elaborado según el antiguo estilo de elaborar los blancos en Borgoña. Con caracter, lleno en boca, muy Mersault aunque no me gusta eso de comparar.
  • Amontillado Fino Agustin Blazquez. Carta de Plata. Elegante este fino viejo con mucha vitalidad en boca y esa impronta propia de los Marchanudo.
  • Georges Duboeuf 1979 AOC Côtes de Broully. Notas especiadas y animales es lo que mas había en este Gamay.
  • Camile Loye 1989 AOC Arbois. Vivo, con cierta elegancia, interesante este Trosseau.
  • Domaine Debray 2010 AOC Chambolle-Musigny. Con presencia, bien ejecutado aunque no emocionaba.
  • Brolio Vin Santo 1943. Barone Ricasole. Un vino con mucha sabiduría y profundidad dentro al igual que su montón de años. Muy grande.
  • Coñac Terry V.O. Coñac y así lo digo porque es como viene en la etiqueta de este destilado muy viejo. Buena nariz y fuerte temperamento en boca.

En conclusión, como siempre un placer formar parte de estos encuentros donde siempre se sale contento y encima con una compañía de cinco estrellas.

Hasta la próxima Brice!

 

piperna.jpg

 

piperna2.jpg

 

piperna todas.jpg

 

vin santo.jpg