VERTICAL DE VIÑAS DE GAIN AÑOS 90. RESTAURANTE PALIO.

El pasado sábado tuve el placer de asistir juntos con buenos amigos del mundo del vino a una interesante vertical de uno de las referencias que han hecho a la bodega Artadi, destacarse en el pelotón de las mas importantes en el panorama vinícola español.

Viñas de Gain lleva en la bodega casi desde el inicio, ya que su primera añada aunque de manera algo experimental, fue en 1987, cuando  Juan Carlos López de la Calle, iniciador de la bodega y Benjamín Romeo, enólogo de esta, iniciaban este proyecto de vinos con crianza en barricas.

La fundación de la bodega fue en 1985 cuando un grupo de viticultores del pueblo de Laguardia, deciden crearla basándose en un respeto tradicional a las practicas agrícolas respetuosas de sus ancestros.

Después de varios años despuntando por la calidad de sus vinos jóvenes, Viñas de Gain supuso el paso de la bodega a la elaboración de los vinos de crianza.

Gain quiere decir altura en euskera. De esos parajes, los mas altos de la bodega, como San Martín, Las Ventas, Paulejas, San Julián, Santa Águeda, Castejones, Majadales, Ribaltayo Viejo entre otros, provienen los frutos para elaborar el vino.

artadi

Foto. Panorámica de los viñedos en las afueras de Laguardia con la Sierra de Cantabria al fondo.

La cata fue un paso por la década de los 90. Se abrieron las añadas 94, 95, 98 y 99 esta ultima por desgracia salio defectuosa y no la puedo evaluar. La otra mesa tuvo la fortuna de saborear esta añada 99, con una botella que si salio en buen estado.

general gain.jpg

 

Viñas de Gain 1994. Para mi fue el mejor de todos. Asomaba un bonito color bastante vivo todavía con una nariz elegante y compleja. En boca tenia nervio, amplitud y muchos detalles que hacen presagiar que dará placer todavía unos cuantos años mas.

gain 94.jpg

Viñas de Gain 1995. Notable vino también. Menos encantador y algo mas cálido que el 94, pero de una gran calidad.

gain 95 mesa .jpg

Viñas de Gain 1998. El color del vino bien vivo todavía hacían prever lo que nos encontraríamos. Nariz conjuntada y bastante frutal. Boca opulenta con una fruta todavía bien presente soportada por una medida crianza. Con vida por delante.

gain 98.jpg

 

Tengo que destacar la capacidad de envejecimiento de esta referencia, vinos con mas de 20 años en sus espaldas pero todavía con vida por delante gracias en parte de esa buena acidez que atesoran.

El otro matiz que destacaría, es su acertada crianza, siempre complementando el conjunto sin eclipsar esa maravillosa fruta de esas viñas de altura.

 

La cata fue realizada y organizada en el restaurante Palio en la localidad toledana de Ocaña, donde los hermanos Gómez-Monedero hacen un Tandem perfecto. Una pareja joven, pero con las ideas muy claras y con bastante bagaje ya en esto de la restauración siempre respaldada por un profesional equipo tanto en cocina como en sala.

palio

Jesús obra una cocina sincera, basándose en la calidad de las materias primas. Destacaría la pasión del oficio que le viene de familia, el pan. Por favor prueben el pan, ese alimento tan básico pero tan maltratado en muchas ocasiones y que aquí lo elevan a la quinta esencia.

En sala, su hermano Isaac, sumiller y gran profesional, es una persona afable que te hace sentirte como en casa. Gracias a su cercanía, el mundo del vino se hace más disfrutable para todos.

palio salon.jpg

Destacar también el dinamismo del restaurante, donde todos los meses realizan actividades de catas de vinos, cervezas, quesos y demás productos de calidad.

Os dejo fotos de algunos de los platos del menú que acompaño la cata.

lasaña verd cabra.jpg

Foto. Lasaña de verduras y queso de cabra.

palio solomillo .jpg

Foto. Solomillo de cerdo con mayonesa de mostaza a la antigua.

 

Una jornada notable donde el protagonista fue el vino sin quitar valor al buen hacer que ofician los hermanos Gómez-Monedero desde este acogedor rincón de la Mancha.

 

 

CASA COFIÑO. DELEITE CÁNTABRO.

A mediados de el mes pasado estuve pasando unos días en la amable Cantabria. Hacía ya varios años que no la visitaba y francamente, cuando uno vuelve no entiende el porqué de esa demora en rendir visita a este paraíso del norte.

Estando tomando unos vinos con unos amigos de la zona, les dije, “quiero ir a comer a Cofiño cocido montañés” los cuales se apresuraron a decirme que ya estaba tardando en reservar ya que las ordas de comensales que van allí especialmente en verano hacen difícil la reserva.

Con lo cual raudo como el rayo me puse en contacto con ellos y si, pude realizar la reserva.

El día se despertó bonito, muy norteño diría yo, con una llovizna fina y una temperatura que apetecía ir a plato de cuchara. Ideal.

Por el exterior, el restaurante podría pasar desapercibido con cualquier casa del pueblo. Piedra, madera…muy propio.

 

cofiño entrada.jpg

 

Ya en el interior, solo viendo la zona de barra con la buena exposición de viandas de todo tipo que se exhiben, sabes que de allí vas a salir bien comido y bebido.

cof queso .jpg

 

cofiñ quesos .jpg

Fotos. Selección de quesos entre otros productos en la zona de barra y tienda.

 

Pues después de esta gloriosa exposición de viandas y ya con mas hambre que vergüenza nos aposentamos en un agradable salón de piedra vista.

Nos dan las cartas de viandas y la enciclopédica de vinos. Digo eso por la magnitud de esta que si os fijáis en la foto, se nota el grosor. Un buen periplo por los países y regiones mas importantes en el mundo del vino. Da gusto ir a comer a sitios donde se toman en serio el tema liquido.

También la selección de destilados es de órdago, la cual destaco sus mas de 15 tequilas y mezcales, cosa no tan normal y que francamente a mi me chiflan.

 

cofi carts.jpg

Foto. Ojeando con atención la carta de vinos y mi hija increpándome por la tardanza ja,ja…

 

Bueno, con la comida lo teníamos claro. Queríamos comer cocido montañes, podría decir que esta casa es famosa por eso, además de por la calidad de sus carnes sin desdeñar los frescos pescados.

Detallo con fotos lo que fue la comanda.

cofiñ coci.jpg

 

cof cocido .jpg

Fotos. El cocido montañés de gran calidad. Puchero hecho con buena mano, untuoso, fino y sobre todo muy reconfortante.

Después del cocido que ya apunto que es de cantidad suficiente para ser plato único, queríamos pedir otro de los platos estrella de la casa que son los albondigones. Estos destacan por su tamaño y la calidad de la carne. Muy ricos.

 

albóndigas cof.jpg

Foto. Albóndigas del tamaño de una pelota de tenis.

 

Terminamos con una muy buena selección de quesos como no podría ser de otra manera después de la calidad de estos vistos en la zona de barra y servidores que somos fervientes seguidores del deleite queseril. Lo esperado, muy buenos, sobre todo uno de oveja de la zona de Liébana, el cual luego pude comprar una pieza en la barra.

 

cofi queso .jpg

Foto. Selección de quesos. Todos ellos están luego a la venta, gran detalle.

 

En el capitulo liquido, nos apetecía algo de buena acidez y fresco que pudiera limpiar bien cada cucharada del cocido, así que hay pocos vinos que casen mejor con esos platos que un Champagne. En este caso fue Claude Cazals, un fino espumoso de Le Mesnil que complemento muy bien.

Como he comentado aquí dan mucha importancia al vino y el trato a este tanto en servicio como la conservación es muy importante.

Hay muchos que ven raro acompañar este tipo de vinos con esos platos, solo ven tinto mas por ser lo que siempre han visto que otra cosa. No quiero meterme en polémicas de armonías, ya que cada uno tiene su gusto. A mi también me gustan los tintos de carácter Atlántico como los canarios o gallegos para este tipo de platos con ese carácter fresco, pero os animo a que lo probéis la próxima vez con un buen espumoso.

 

cof.jpg

 

cofi champagne .jpg

Fotos. El Champagne que acompaño al gran cocido.

 

En conclusión, un sitio donde merece la pena ir sin lugar a dudas ya no solo por el cocido montañés que es de altos vuelos sino también por la calidad de los demás productos y la gran carta de vinos de atesoran.

 

cofi

Foto. General de lo comido a grandes rasgos.

 

 

 

Llegando al alma con Gonzalez Byass

El pasado sábado quedamos un grupo de amigos para rendir homenaje a una de las bodegas mas afamadas del país, Gonzalez Byass.

Hablar de esta bodega que es historia viva de España y no encogersele a uno el corazón tan solo pensando en los grandes vinos que hacen desde su creación ya a principios del siglo XIX es imposible.

¿Que sería la historia vinícola de nuestro país sin ellos? evidentemente no lo sabemos, pero yo creo que faltaría una parte importante de su alma.

La reunión tuvo lugar en el restaurante La Malaje  donde Manuel Urbano, cocinero cordobés que ha trabajado durante años en Sacha, interpreta una cocina andaluza llena de sentimiento y raíces. Nos prepararon un menú muy apropiado a la cantidad y versatilidad de los vinos bebidos.

Y a continuación relato lo que fue esta impresionante jornada.

Tío Pepe. Años 70

Salio con una finura y elegancia muy grande, salinos, algunas notas de almendra. Empezaba bien la cosa con esta botella.

60 finura completo

Fino Gaditano. Años 70

Seré franco, es la primera ve que bebía este fino que según parece se beneficia de menos solera y criadera que los finos habituales. También llamado medio tapón ya que se embotellaba con un corcho mas corto. No tenía pinta de que la botella estuviera en su mejor versión, andaba muy tímido y tumultuoso en nariz con una boca algo basta y deslavazada. Como digo, no creo que fuera el vino en si, sino esta botella en particular.

Habrá que darle mas oportunidades.

gaditano

Fino Suave Macharnudo Gonzalez. Años 60

Fino contradictorio si hacemos caso a la etiqueta. Por un lado es del pago Macharnudo que se suele interpretar por tener mas potencia en boca, pero por el otro nos dice Fino suave.

La conclusión es una botella interesante, compleja en nariz con una boca que podríamos decir aúna elegancia, viveza e intensidad.

macharnudo González

Viña AB Fino Amontillado. Años 60

Llego este otro vino de los mas sobresalientes de la jornada. Elegante, fino, salitre, frutos secos, vivo, muy grande.

viña ab

Fino Tres Palmas

Por aquello de comparar, abrimos también una de las botellas de las elaboraciones actuales que más están despuntando.

Un fino que lleva tres años embotellado, no mucho para este tipo de vinos, con 10 años de crianza biologica, salino, maderas, caramelo, muy vivo en boca, alguna nota de fruto seco y cremosos. Una buena botella digna de guardarla unos años.

tres palmas.jpg

Tío Pepe. Años 60.

Otra muy buena botella de este fino. Bastante salino en nariz y con una boca quizás menos elegante que el primero pero bastante completa y viva.

60 salino punzante petreo inmenso en boca

Amontillado Rosa. Años 70.

Un amontillado amable, abocado, bastantes notas a pegamentos que se fueron atenuando, yodados, correcto de acidez, quizás algo pesado para beberlo solo.

pegamentos amable

Oloroso González. Años 50.

Un potente oloroso que empezó con notas de acetatos (pegamento imedio), que poco a poco se fue abriendo hacia una gama sobresaliente de salinos, fruto seco y con bastante estructura en boca. Un buen oloroso con mucho fuste todavía.

Tonel 1809 Oloroso Viejísimo. 

Estaba marchando muy bien la jornada pero con esta botella llego el éxtasis. Un oloroso  prefundacional. Parece ser que unos años antes de fundar la bodega, estaba este tonel en la bodega Apóstoles. Embotellado en los años 40.

De esas joyas que te llegan solo una vez en la vida, pura emoción, gloriosa nariz, compleja, nítida, armoniosa y una boca eterna la cual nadie diría que tiene mas de dos siglos en sus espaldas.

Particularmente fue la mejor botella de la jornada, incluso podría decir que por varias circunstancias, es el mejor generoso del marco bebido. Incomparable y glorioso. Llamando a las puertas del cielo.

brutal en boca sumergirse en una potencia total

Jerez Supremo Antiquísmo

Después de estar levitando con la anterior botella nos vino esta particularidad, otra botella llena de vejez bien llevada, un vino que nos hizo deleitarnos otra vez mas a la enésima potencia, notas salinas, nariz intensa y en boca el comportamiento es de un vino lleno de vigor con una persistencia grandísima.

supremo

Nectar Cream. Años 70.

El Cream es un vino de mezcla, obtenido a partir de vinos secos de crianza oxidativa, endulzados generalmente con vino Pedro Ximénez. Lo más habitual es que se utilice una base de oloroso, lo que le da un carácter intenso y mucho cuerpo.

Este particularmente resulto amplio, equilibrado,complejo, elegante, con una boca intensa, con nervio pero amable. Un gran fin de fiesta con este amable y gozoso Cream.

cream.jpg

Sin lugar a dudas ya puedo enmarcar esta jornada consagrada a una historia viva del país como es Gonzalez Byass, como una de mis mejores en todo mi bagaje en estos saraos y eso que ya un servidor lleva unas cuantas a sus espaldas.

gonzalez byass.jpg

A continuación adjunto algunas fotos del rico menú preparado para la ocasión.

carpaccio gamba blanca

Carpaccio de gamba blanca.

ensalada de habas

Ensalada de habas.

salpicon

Salpicón.

menestra frita

Menestra frita.

bigaros

Bígaros.

empanadilla

Empanadilla.

foie

Foie

corbina

Corbina.

morcillo

Morcillo.

sopa de fresas

Sopa de fresas.

Una jornada realmente difícil de olvidar.

Gracias a todos los artífices de esta excelsa fiesta.

Reunión de amigos en torno a unas buenas botellas.

La pasada semana, aprovechando la visita de una amistad a Madrid, quedamos un grupo de amigos los cuales los azares y sobre todo la afición de todos al vino, nos ha hecho conocernos mejor. De esta manera organizamos reuniones en torno unas botellas y una buena mesa.

En muchas ocasiones, damos rienda suelta a nuestras emociones y los vinos los aportamos cada uno de nosotros. Botellas especiales, que si no fuera de esta manera, no seria posible beberlas. Mas abajo os daréis cuenta el porqué.

Esta vez el lugar de reunión fue el restaurante La Piperna, sitio bien interesante donde elaboran platos italianos adentrándose en las raíces gastronómicas del país saliendose del mas de lo mismo que por desgracia afecta mucho a la restauración del país transalpino.

No quiero extenderme mucho en los detalles de los platos, tan solo decir que estos están muy buenos y se nota que hay interés en presentar la gastronomía italiana de una forma veraz a base de buena materia prima con buena ejecución.

Adjuntare algunas fotos. Siento no haber realizado a todos los platos que consumimos.

parmegia

Parmigiana. Miscelánea de berenjenas , salsa de tomate y queso provola ahumado, dispuesto en capas y horneado en barro.

 

rissoto.jpg

Risotto de seta y codorniz.

 

cordero napolitana .jpg

Guiso de cordero estilo Nápoles.

 

Pasando al capitulo liquido, entre todos aportamos una selección interesante de botellas. Iré enumerando por orden de aparición en la mesa, sin entrar en muchos detalles para no resultar denso.

  • Domaine la Moussière 1982 AOC Sancerre. Sauvignon blanc. Resulto un blanco con mucha finura y viveza, no muy amplio pero muy agradable y equilibrado.
  • Champagne Drappier “Grande Sendrée” 2008 Brut. Maduro, con peso pero bien equilibrado y elegante.
  • Springfield Estate Méthode Ancienne Chardonnay 2012. South Africa. Blanco elaborado según el antiguo estilo de elaborar los blancos en Borgoña. Con caracter, lleno en boca, muy Mersault aunque no me gusta eso de comparar.
  • Amontillado Fino Agustin Blazquez. Carta de Plata. Elegante este fino viejo con mucha vitalidad en boca y esa impronta propia de los Marchanudo.
  • Georges Duboeuf 1979 AOC Côtes de Broully. Notas especiadas y animales es lo que mas había en este Gamay.
  • Camile Loye 1989 AOC Arbois. Vivo, con cierta elegancia, interesante este Trosseau.
  • Domaine Debray 2010 AOC Chambolle-Musigny. Con presencia, bien ejecutado aunque no emocionaba.
  • Brolio Vin Santo 1943. Barone Ricasole. Un vino con mucha sabiduría y profundidad dentro al igual que su montón de años. Muy grande.
  • Coñac Terry V.O. Coñac y así lo digo porque es como viene en la etiqueta de este destilado muy viejo. Buena nariz y fuerte temperamento en boca.

En conclusión, como siempre un placer formar parte de estos encuentros donde siempre se sale contento y encima con una compañía de cinco estrellas.

Hasta la próxima Brice!

 

piperna.jpg

 

piperna2.jpg

 

piperna todas.jpg

 

vin santo.jpg