El Brote. Paraíso de las setas en Madrid.

En los meses de otoño, no sé lo que pasa pero el cuerpo después del largo verano pide platos reconfortantes y con aromas que te recuerden a esos bellos paisajes de los bosques en esta época.

Como uno aunque viva en un pueblo, no tiene tan al alcance y menos en estos meses que tan idóneos son para la recogida de setas pero que por desgracia estas escasean por la alarmante falta de lluvias, decidí ir con unos amigos al restaurante El Brote.

Es un espacio que se dedica casi en exclusiva a las caprichosas setas. Aquí no hay carta ya que la temporalidad del producto hace que de un día para otro, esta varíe según lo que el campo quiera mostrar.

Brote.jpg

Personal atento, capitaneando la sala sus mentores Eduardo Antón y Álvaro de la Torre que con pasión te explican la estructura de los platos del día. Aquí no hay un gran numero de elaboraciones, lo que se agradece, ya que se puede sin mucho problema probar todas ellas. Lo que si hay es respeto a la materia principal y buena intensidad de sabores.

La carta de vinos esta ideada por Mario Canora, buen profesional y entendedor de vinos al que tengo la suerte de conocer.

Aun así, esta vez tocaba llevar vino. Otra vez revisaremos con mas atención la carta, aunque si pude ver algún Champagne de interés y algo del marco de Jerez, sin duda dos de los vinos que mejor se adaptan a la cocina.

Después de las explicaciones de los platos, empezamos con un rico y conciliador guiso de boletus con gambas y papada. Gran sabor y buen balance de sus ingredientes. Empezamos genial.

Brote guiso boletus.jpg

Con los primeros platos abrimos un Champagne del elaborador Pierre Gimonnet del año 2008, tensión y volumen acompañando fenomenalmente cada bocado.

Gimmonet.jpg

Continuamos con un refrescante carpaccio de champiñon bien condimentado. Plato sencillo pero solvente.

Brote carpaccio.jpg

El tercer plato estuvo compuesto por unas finas trompetas de monte con calabaza y verdinas. Plato de gran sabor y untuosidad.

Brote revozuelo calabaza y verdina.jpg

Después de este plato abrimos un frutal y fino tinto de Gredos, Hoyanko Viña Marisa, del amigo Juan Luis cuya garnacha proviene de una pequeña parcela de viñas de 80 años. Me siento orgulloso que de esa viña que salvamos hace algunos años, salga un vino de tanta calidad.

Brote Viña Marisa.jpg

El plato siguiente fue unas ricas angulas de monte coronadas con una yema de huevo para integrar los elementos del plato. Nunca habia probado esta seta y me gusta esas notas citricas que da.

Brote angula monte.jpg

Continuamos con otro buen plato de niscalos con pak choi. Contrastes de texturas.

Brote niscalo .jpg

Con el siguiente plato quisimos abrir un vino del sur que limpiara bien la cartilaginosidad del plato de manitas de cerdo con boletus. Un plato exitoso, muy rico. Sin duda esa madura y compleja bota de manzanilla le fue a las mil maravillas. De esas genialidades del Equipo Navazos.

bota 32.jpg

 

Brote manitas y boletus.jpg

Terminamos la comanda con unos sencillos pero efectivos boletus a la plancha.

Brote boletus.jpg

No hay postres, no importa. Aquí se viene a disfrutar de las setas y sin duda que se hace.

Un sitio sincero, poniendo en valor sin duda la calidad de esos tesoros que nos regalan los campos y bosques.

Volveremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s